Calypso Trattoria Pizzería, servicio de porquería

Calypso Trattoria Pizzeria

Estás disfrutando tu paseo y llegas a un sitio que pinta bien. Entras, exploras, todo es agradable. Te acercas a una mesera a pedir mesa para cuatro. Sin mirarte, sin sonreír y con el tono más agrio del mundo ella te dice: salgan del restaurante.

Con los ojos y la boca abiertos te quedas en tu sitio, sorprendido. Ella levanta la mirada y con la misma actitud repite: salgan del restaurante.

Intentas comprender lo que pasa y logras murmurar algo: sólo estoy preguntando si hay mesa para cuatro.

La mesera no cede: le digo que salgan del restaurante.

Das media vuelta con las mejillas encendidas de la ira y sales con tus acompañantes. Todos se miran extrañados.

Es inconcebible. Y no es broma. Esto nos ocurrió a mi esposa, mis padres y a mí el día 21 de junio de 2009 en “Calypso Trattoria Pizzería”, un restaurante del camino al Cajón del Maipo, en las afueras de Santiago de Chile.

Quedan advertidos.

  • http://twitter.com/adapar adapar

    ✎ “Calypso Trattoria Pizzería, servicio de porquería” http://tr.im/qpjt

    This comment was originally posted on Twitter

  • http://twitter.com/adapar adapar

    ✎ ” Calypso Trattoria Pizzería, servicio de porquería http://tr.im/qpkA

    This comment was originally posted on Twitter

  • http://twitter.com/deCali deCali

    Calypso Trattoria Pizzería, servicio de porquería http://tinyurl.com/lqx79f

    This comment was originally posted on Twitter

  • http://twitter.com/adapar adapar

    RE: Tienes razón, buscar al administrador hubiera sido lo adecuado. No lo hicimos por dos razones: el afán de seguir tr… http://disq.us/12jl

    This comment was originally posted on Twitter

  • http://www.elfrancotirador.cl/ Francotirador

    Creo que lo adecuado en esas circunstancias habría sido hablar con el administrador y pedirle explicaciones por tan curioso recibimiento. Puede ser que le estés achacando al restaurante un problema de psicopatía personal (aunque claro, sería responsabilidad de ellos detectarlo).

    En Chile estamos muy (mal)acostumbrados a que nos pongan la pata encima.

  • http://www.adapar.net/ adapar

    Tienes razón, buscar al administrador hubiera sido lo adecuado. No lo hicimos por dos razones: el afán de seguir tranquilos en nuestro paseo (mis padres estaban de aniversario de matrimonio ese día) y las malas experiencias que ya hemos tenido haciéndolo. Sé que no es excusa… debe ser un aprendizaje mutuo: el que mal da un mal servicio por mejorar y el que lo recibe por reclamar.

    Y lo del (mal)acostumbramiento es cierto, es algo que me sigue sorprendiendo después de casi tres años en Chile. Recuerdo un episodio que vivio Marce, mi esposa, en una sucursal de VTR en Puente Alto: recién mudados a Pirque debíamos devolver un aparatejo que nos quedó de la casa anterior y después de horas en que no la atendían y tampoco daban prioridad a adultos mayores y embarazadas reclamó. La gente no podía creerlo y al cabo de un rato de sentirse apoyados se hicieron oír.

    Pedir lo justo funciona. Y si no funciona se vuelve a pedir. Hasta que nos oigan.