Todos los artículos de: adapar

Ada

Mi primer impulso fue Hipatia pero ese nombre ya está reservado para la gata, así que se quedó sin nombre durante unas horas. La chandosa abandonada, herida en la cabeza, de dos meses de edad, deshidratada, pulgosa y con garrapatas estuvo anónima desde que la encontré abandonada cerca al auto hasta media hora después que la veterinaria la aseara, le inyectara antibióticos, le recetara medicamentos y nos diera consejos.

Tenía que ser nombre de matemática y de mujer.

Conozcan a Ada Augusta.

ada lovelace

La táctica Espejo

Llevo tiempo odiando esas llamadas no solicitadas para ofrecer servicios; sobre todo las que me despiertan los domingos a las once de la mañana cuando lo único que quiero es dormir. Siempre pido amablemente que no llamen más, explicando que sé del sistema donde registran toda interacción con el cliente. Aceptan, anotan, hacen lo que hacen sabiendo que uno no los está viendo y listo. Cuando la titular de la cuenta es Marcela, mi esposa, es un poco más complejo porque ella debe contestar y hacer la petición.

Nunca cumplen.

Para que quede bien claro: nunca cumplen.

Sigue leyendo

Interludio delictivo

Durante nuestra última noche en San Pedro de Atacama una amiga nos llama para avisarnos que se entraron los ladrones a nuestro departamento y se robaron los portátiles. Después del impacto, el susto, la rabia, la tristeza, las horas en bus hasta Antofagasta, las horas de vuelo hasta Santiago, la revisión descorazonada y la dificultad para dormir vemos que también faltan el disco duro portátil, unas copias de seguridad en DVD, una radio, el cable USB de la cámara fotográfica y mis gafas nuevas. Sigue leyendo

Chille y no le cobramos

Un grupo de conductores chilenos han descubierto que las ondas electromagnéticas pueden ser desviadas con ondas sonoras en el rango de frecuencia emitido por la garganta humana. Este descubrimiento está siendo usado para evitar el pago de telepeajes (TAG) en las autopistas por concesión de Santiago. Los conductores se acercan al dispositivo para silbar, chiflar, soplar o chillar. Los más avezados incluso bajan el volumen del radio y cierran las ventanas (si estaban abiertas, esperamos) para potenciar el efecto. La noticia ha sido cubierta durante más de cinco minutos en televisión en los últimos días. Sigue leyendo