A dark cloud rises up in the sky

Hace años junto con @jfzuluaga y otros amigos jugábamos a traducir canciones al inglés. Nunca pasamos de las primeras líneas pero el ejercicio era divertido. Hace días recordé el jueguito (lo que no me acuerdo es por qué) y me quedó pegada una de esas canciones así que la completo y la dejo por acá para referencia, adivinanza o lo que sea. Sin título, claro.

A dark cloud rises up in the sky
A big storm is coming soon
There comes the woman I love
the one I despair for
and makes me lose my head
and like a winter downpour
my eyes cry in darkness
and as brooks become rivers
so the blood in my veins flows

The calm sea turns violent
there comes a huge wave
like my happiness of thought
like awakening from a dream
because there comes my loved one
my chest rejoices beating

Like the tolling of a bell
let there be light in my head
all shadows going away

The rivers flood running wild
and seeing you I cannot stop
I am like a sleeping madman
that suddenly wakes up

And as the clouds stop
after a storm all is still
every river has its flood
and its not the love in my soul

 

 

Por los perros de Pirque

Encontrar a Ada y darle un hogar ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida. Después llegó Fred y en ese momento “ligamos trompas” con el asunto perros porque no podemos hacernos cargo de más en la casa. Ganas no nos faltan y cada vez que podamos ayudar de alguna forma, lo hacemos. Hace unos días nos enteramos de las intenciones del alcalde de Pirque de cursar multas a quienes alimenten a los perros callejeros que viven en la comuna. Se calcula que hay unos 150 animales abandonados por sus dueños o son sus descendientes: perros enfermos, hambrientos y sin hogar que son alimentados por personas que dedican parte de su tiempo a esto. Sigue leyendo

Calypso Trattoria Pizzería, servicio de porquería

Calypso Trattoria Pizzeria

Estás disfrutando tu paseo y llegas a un sitio que pinta bien. Entras, exploras, todo es agradable. Te acercas a una mesera a pedir mesa para cuatro. Sin mirarte, sin sonreír y con el tono más agrio del mundo ella te dice: salgan del restaurante.

Con los ojos y la boca abiertos te quedas en tu sitio, sorprendido. Ella levanta la mirada y con la misma actitud repite: salgan del restaurante.

Intentas comprender lo que pasa y logras murmurar algo: sólo estoy preguntando si hay mesa para cuatro.

La mesera no cede: le digo que salgan del restaurante.

Das media vuelta con las mejillas encendidas de la ira y sales con tus acompañantes. Todos se miran extrañados.

Es inconcebible. Y no es broma. Esto nos ocurrió a mi esposa, mis padres y a mí el día 21 de junio de 2009 en “Calypso Trattoria Pizzería”, un restaurante del camino al Cajón del Maipo, en las afueras de Santiago de Chile.

Quedan advertidos.

Al mejor postor (y al peor también)

Ayer me acordé de mis años en el Club… ¿Dónde estará Juan Carlos?

Con esa frase me recibió Who?, un sitio que descubrí gracias a un trino de @lecaros. La invitación tácita hace pensar en un Facebook pero la exposición en este nuevo sitio es mucho, mucho mayor. La ventaja es que para acceder a los datos de todo el mundo es necesario pagar.

Porque Who? ofrece los datos personales y comerciales de todas las personas chilenas y extranjeras residentes en Chile tras el pago de una módica suma; el reporte más caro cuesta menos de 4 lucas chilenas. ¡Una ganga!

Sigue leyendo

Fred

Hace unos días salía de casa y vi correr a este perro por nuestra calle. Lo vi pasar emocionado y pensé que vivía en alguna casa cercana. Al día siguiente lo vi correr detrás de una camioneta, siguiendo lo que le decían los que iban dentro. Ayer en la noche Marce y yo lo encontramos sólo en la misma calle. Concluímos que estaba perdido y, como habíamos comprado comida para Ada, le dimos un poco. Estaba muerto de hambre y con frío, así que lo llevamos a la casa. Costó convencerlo de entrar a la casa pero al fin lo logramos. Para seguir la tradición lo nombramos en honor a Sir Frederic Bartlett, Fred para los amigos.

fred

Anoche durmieron juntos y esta mañana nos recibió con una inmensa… alegría. Después de limpiar y dar una vuelta Ada y él jugaron un buen rato. Ella, como siempre, dominatriz.

Resumen de noticias

i

Por esta zona abandonan muchos perros y hace una semana uno de esos le salió al paso al auto y pum. Marce iba sola y yo estaba en la casa; volvió descompuesta y con la perrita en el asiento trasero. La revisamos: no movía las piernas traseras, estaba en shock, babeaba del susto. La entré y traté de darle agua pero no recibió nada, busqué veterinarios de urgencia mientras Marce iba a su reunión y volvía. Después de dar mil vueltas encontré uno (porque la nuestra no estaba ese día) que la revisó, dijo que podía ser una hernia discal y le dio corticoides. Ahí supimos como se llamaba: Comillas, porque el tipo puso unas ” en el espacio del nombre. Mal asunto, esa noche se quedó con nosotros y no se recuperó. Al otro día fuimos donde nuestra veterinaria y la dormimos (el dichoso eufemismo), estaba sufriendo mucho la pobre, retenía orina, no tenía sensibilidad en la parte trasera, caminaba en dos patas y arrastraba las otras dos. Volvimos y la enterramos acá. Fue horrible, lloramos cómo pendejos ese día. Sigue leyendo